Compartir

17 vistas

Esta antigua imagen se conserva en el santuario de Onda, localidad de Castellón, Valencia, España, y representa a la Virgen María con su manto celeste y blanco y un sol sobre su vientre grávido, simbolizando la esperanza por el nacimiento de Cristo. También se la conoce como Nuestra Señora de la Dulce espera, y es la patrona de las embarazadas. Su fiesta se celebra en España desde hace 1.400 años.

MANTENTE AL DÍA

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito.

¿Aún no tienes una cuenta? Comience con una prueba gratuita de 12 días