Compartir

Héctor Giuliano, experto en Deuda Pública y Externa, sostiene que el gobierno generó la inflación que padecemos para facilitar el saqueo y señaló que están trabajando para bajarle los salarios a los trabajadores.

«Nadie dice que por bicicleta financiera el BCRA paga por día un interés de 164 mil millones de pesos»

Conclusión Buenos Aires – Aldo Battisacco

El licenciado en Administración y Finanzas Héctor Giuliano, sostuvo en diálogo con Conclusión, respecto de las negociaciones del titular de la cartera de Economía Luis Caputo con el FMI que «la primer premisa a tener en cuenta es que todos los gobiernos como los anteriores, pero este en particular, viene a gobernar con deuda, si no hay deuda no administración pero tampoco finanzas. Este es el condicionante central, total y absoluto de todos los gobiernos»

«Todo este estribillo de bajar el gasto público, reducir el déficit fiscal, es en realidad una gran estafa, es un gran engaño a la opinión publica, porque cuando se habla de bajar el gasto publico se omite decir que el principal gasto público en Argentinas la deuda y su servicio. Así se entra en un círculo vicioso, decimos que queremos bajar el gasto pero de la deuda no se dice nada e inferir que hace el gobierno en secreto para hacerlo», planteó Giuliano.

El plan de ajuste se hace para que el Estado tenga más plata para pagarle más plata al capital financiero, este modelo es menemista

Para el especialista en deuda pública, «el gobierno se lamenta de una situación heredada, pero hay que esclarecer los tantos, cuánto hay de responsabilidad heredada y cuál es la responsabilidad provocada. Porque la híper inflación de diciembre – si bien los primero días lo acompaño el descontrol que venía de la administración de Massa- fue provocada por Milei, la hiperinflación no se hereda, si puede ser desatada y tiene su cuota parte. Pero la gran diferencia es que el anterior gobierno y el actual difieren en que Massa, como paso con Macri, quería hacer las cosas en forma gradual pero Milei vino a hacer las cosas a quemarropa».

Todavía me pregunto qué es exactamente la casta porque hay una o varias, parece que hablamos de la casta política, pero hay una casta financiera que es más poderosa que la política

Giuliano expresó que hubo «un argumento que se le vendió a los argentino, y es que habría un gran ajuste que no pagaría el pueblo sino la casta. Todavía me pregunto qué es exactamente la casta porque hay una o varias, parece que hablamos de la casta política, pero hay una casta financiera que es más poderosa que la política. También está la casta judicial, sindical y económica. Cuando vemos que asume un gobierno observamos el efecto, y vimos que se produjo el más espantoso e impiadoso ajuste que se vio en los últimos tiempos, entonces esta claro».

Además, el especialista criticó que «todavía se presentan con hipocresía y soberbia, cuando dicen que el pueblo los votó para que se haga un ajuste, pero no es así, el pueblo votó contra el kirchnerismo, no a favor de Milei», al tiempo que refirió que «se votó por un cambio pero no por algo concreto».

Para el economista, si se hace un análisis y se trata de categorizar que es la casta, apuntó que la «primer casta es la financiera, y es la que lo sostiene a Milei. Hay evidencias que permiten preguntarse si Milei es quien gobierna, o es una marioneta dentro de una estructura de poder. No está claro que el haya designado su gabinete, el anunció de que Emilio Campo estaría al frente del Banco Central para dolarizar la economía pero en 24 horas lo barrieron. Y luego la condición para que Caputo sea ministro de Economía fue que se nombre a Santiago Bausili frente al BCRA», su socio en una consultora de Nueva York.

Es publico que los fondos de inversión están descorchando champagne, la bicicleta financiera favorece terriblemente a los acreedores financieros del Estado, la tasa de interés que fijo el BCRA corresponde a un día de plazo a 100% de interés anual, que equivale a un 171% anual

Respecto de la discusión de la denominada ley ómnibus, opinó que «se habla de política o modelo y a la par se distrae a la población con la denominada ley ómnibus, es una melange para entretener. El mismo DNU que establece todos estos cambios y que está vigente, hay que decir que se superpone con la Ley Ómnibus, se trata de distracciones del plan más grande en materia de ajuste que se haya visto en Argentina. Donde en un mes gracias a la inflación provocada, por remarcación salvaje de precios, aumento de combustibles, traslado de la macro devaluación, y aumento de tarifas, se provocó una hiperinflación de más del 25 % en el mes, con lo cual la caída del salario y planes sociales licuaron impiadosamente el gasto».

El 31 de diciembre el BCRA debía por Leliq 31 billones de pesos, unos 40 mil millones de dólares, quiere decir que por día el gobierno gasta unos cien mil millones de pesos en interés y paralelamente los pases pasivos equivalen a otros 26 billones a 100 por ciento, de esta manera el BCRA tendría que estar pagando intereses por aproximadamente 164 mil millones de pesos por día de interés

«Frente a esto nos preguntamos cuál es la política, la política no es un eslogan, en finanzas públicas lo que manda e identifica la política de un gobierno es la Ley de Leyes que se llama Presupuesto de la Nación, que no fue presentado por la administración Milei», manifestó el analista.

MANTENTE AL DÍA

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito.

¿Aún no tienes una cuenta? Comience con una prueba gratuita de 12 días