Compartir

20 vistas

El pasado 1 de mayo, se publicó una nota acerca del veterano británico de la guerra de las Malvinas, Simon Weston. En la misma, Weston ha instado al primer ministro, Rishi Sunat, a desclasificar los documentos relativos al ataque que cobró las vidas de 56 militares en barcos.

En su relato, destaca la “locura” de la operación y lo describe como “uno de los días más mortíferos para las fuerzas británicas”.

Los ataques habían sido realizados el 8 de junio de 1982 por aviones Skyhawk argentinos contra buques de desembarco Sir Tristram y Sir Galahad frente a las Islas Malvinas. Los dos buques de apoyo estaban descargando guardias galeses en Fitzroy, en las islas, peligrosamente cerca de las líneas enemigas. Como resultado, murieron docenas de militares y 150 más quedaron heridos. Entre ellos, se encontraba Simon Weston, impulsor de la propuesta.

Poco después del suceso, una comisión oficial de investigación concluyó en septiembre de 1982 que el resultado del ataque no se debió a un “error”, sino a “azares ordinarios de la guerra”. Asimismo, se facilitaron pruebas en las que se detallan los motivos por los que las tropas de los buques de apoyo quedaron expuestas a los ataques, pero su acceso público ha quedado bloqueado hasta 2065.

Las declaraciones de los testigos y los resúmenes presentados ante la comisión de investigación no se hicieron públicos en su momento ni desde entonces. Esto se debe a que el gobierno había afirmado que eran confidenciales. Pese a los esfuerzos realizados desde entonces por los diputados en nombre de los supervivientes para obtener más información, parece ser que los documentos permanecerán sellados.

Sin embargo, Weston, afirmó que la revelación de los documentos debería ir acompañada de una nueva investigación pública. Respecto a esto, dijo: “Creo que el Primer Ministro es un hombre muy bueno, un hombre compasivo y un líder muy comprensivo. Espero que esté en su mano poder darnos la satisfacción de conocer la verdad. Le pido que desclasifique estos documentos”.

Por otro lado, se ha hecho pública una declaración clave tras una solicitud de libertad de información por parte de Crispin Black, un coronel retirado que se encontraba entre los supervivientes de los ataques a Sir Galahad. Luego de los eventos, escribió un libro sobre los acontecimientos de aquel día, ‘Too Thin for a Shroud’ (Demasiado delgado para un sudario).

En el relato publicado, el capitán Robin Green, quien comandaba el Sir Tristram, relata en una declaración de seis páginas cómo había advertido contra el intento de desembarco de hombres a través de su barco y el Sir Galahad. Green recordó en su declaración que, dos días antes de la fatídica operación, había expresado su preocupación por la falta de protección de los dos buques de desembarco frente a posibles ataques de la aviación argentina. Además, describió la operación como “montada precipitadamente, sin suficiente reflexión ni planificación”.

El ex coronel Black dijo que la declaración recién publicada ofrecía una razón de peso para abrir todas las declaraciones selladas relativas a los acontecimientos. Por ello, dijo: “Creo que el documento hace varias cosas. Probablemente la más impactante es que da la opinión del capitán de Sir Tristram sobre el plan que se le pedía que llevara a cabo: era una locura y estaba mal aconsejado”.

Hubo 14 anexos de pruebas a la junta de investigación de 1983, de los cuales 12 se han hecho públicos en su totalidad o en forma redactada. De acuerdo con Black, “dos expedientes siguen cerrados: son el anexo E9 ‘primer batallón de guardias galeses’ y el anexo E10 ‘descarga de Sir Galahad’”.

Chris Bryant, diputado laborista que ha hecho campaña en favor de la transparencia en nombre de sus electores, declaró que el Ministerio de Defensa debería hacer públicos todos los documentos relativos al 8 de junio de 1982. Sin embargo, el Ministerio de Defensa no respondió a una solicitud de comentarios.

MANTENTE AL DÍA

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito.

¿Aún no tienes una cuenta? Comience con una prueba gratuita de 12 días