Compartir

73 vistas

#culturacatolica #fraternidaddevidanueva #multiespacioculturalelcamino Nuestra Señora de Guadalupe​ es una aparición mariana del año 1531 en el Cerro del Tepeyac, al noroeste de la Ciudad de México, que vino para quedarse para siempre en los corazones de todos sus hijos especialmente los del Continente Americano y dejar impresa milagrosamente su dulce y tierna imagen en la Tilma del Indio Juan Diego (EWTN). La Virgen María se apareció allí en cuatro ocasiones a Juan Diego Cuauhtlatoatzin, el mas pequeño de sus hijos. El documento guadalupano conocido como “Nican mopohua” narra que tras la primera aparición, la Virgen ordenó a Juan Diego que se presentara ante el primer Obispo de México, el Franciscano Juan de Zumárraga. En la última aparición de la Virgen, y por orden de esta, Juan Diego llevó en su ayate unas flores que cortó en el Tepeyac y lo desplegó ante el Obispo, dejando al descubierto la imagen de la Virgen María, morena y con rasgos mestizos. Su imagen se venera hace quinientos años en la Basílica de Guadalupe en la Capital Mexicana donde todos los años millones de peregrinos la saludan en su día, el 12 de diciembre.

MANTENTE AL DÍA

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito.

¿Aún no tienes una cuenta? Comience con una prueba gratuita de 12 días