Compartir

196 vistas

Un grupo de marines ucranianos navega desde la orilla del río Dnipro en la línea del frente cerca de Kherson, Ucrania (14 de octubre de 2023).

Un grupo de marines ucranianos navega desde la orilla del río Dnipro en la línea del frente cerca de Kherson,

Ucrania (14 de octubre de 2023)

La situación en Israel eclipsa la guerra en Ucrania. En Europa continúan los combates, pero la contraofensiva de Kiev no va según lo previsto. Hay guerra en el Medio Oriente. Occidente quiere apoyar a Israel en la lucha contra Hamás. ¿Qué significado tiene esto para Ucrania?
La guerra en Ucrania lleva más de un año y medio y ahora el polvorín de Oriente Medio amenaza con explotar. Después de los ataques de Hamás, Israel prepara una ofensiva terrestre en la Franja de Gaza, y existe una amenaza de Hezbolá en el Líbano. Los socios occidentales de Israel prometen al país el apoyo que Ucrania todavía necesita con urgencia.
¿Qué consecuencias tiene la guerra en Medio Oriente para Ucrania? Podemos reforzar la idea ya planteada en esta columna, cuando en 2014, el Papa Francisco dijo que los actuales conflictos alrededor del mundo pueden suponer ya una Tercera Guerra Mundial, luchada fragmentadamente. “Hoy, tras el segundo fracaso de una guerra mundial, quizás se puede hablar de una tercera guerra combatida ‘por partes’, con crímenes, masacres, destrucciones”, dijo en un cementerio de guerra italiano, durante una ceremonia por el centenario de la Primera Guerra Mundial. (https://www.bbc.com/mundo/ultimas_noticias/2014/09/140913)
Si miramos la situación globalmente, nos viene, también a la mente el término “policrisis”. Eso significa que tenemos muchas crisis que surgen una tras otra y que están relacionadas entre sí. De esta forma podemos decir que la crisis en Oriente Medio está relacionada con Ucrania: en la distribución de recursos, como uno de los factores de análisis. Por ejemplo: los primeros alemanes procedentes de Israel regresaron a Frankfurt y Munich en vuelos de Lufthansa. Pero conseguir un lugar allí no es nada fácil. Otro tanto sucede con nuestros evacuados.
La principal potencia aquí son los Estados Unidos, que pueden controlar y regular las entregas de armas. Si ahora se redirigirán a Israel, los combates en Ucrania podrían olvidarse y ya no tenerse en cuenta en el suministro de armas como antes.

LA CONTRAVERSIA UCRANIANA
Lo que escuchamos actualmente de la OTAN son garantías y promesas de seguir apoyando a Ucrania, según leemos en diferentes medios occidentales. Todavía hay “suficiente en el arsenal”, dicen ampulosamente. Sin embargo, en los últimos días también hemos podido leer diferentes medios y oír diferentes campanas que reclaman en Europa preservar sus arsenales, “necesitamos armas para nuestra propia defensa”. Atención: el foco geopolítico está en otra parte.
La desilusión también se está extendiendo en Ucrania. El general ucraniano Budanov afirmó recientemente que los objetivos fijados para la contraofensiva no se habían logrado desde hacía mucho tiempo. Esto no parece euforia, sino más bien una situación que no se acerca en absoluto a lo que se esperaba en la primavera anterior al inicio de la ofensiva, afirman diversos expertos militares con una perspectiva realista. Otros, más contundentes, dicen: “en realidad hay que decir: fracasó, especialmente desde una perspectiva operativa”.
Eso hace que la situación sea difícil y desafiante para Ucrania y sus aliados. También significa que los europeos tienen que estar preparados para rendir más cuentas ante Estados Unidos cuando se trata de apoyar a Ucrania.
Otra relación importante entre los dos conflictos: Tanto Hamas como Israel han aprendido lecciones de la guerra en Ucrania. Veamos algunas: Israel ha estado observando cómo va la guerra en Ucrania. Pero si nos fijamos en el inicio del ataque del sábado 7 de octubre, se puede ver que Hamas estaba muy bien preparado. Por ejemplo, se han cortado las comunicaciones israelíes. Se desconectaron la electricidad y las cámaras de vídeo en la valla fronteriza.
Esto significa que las fuerzas israelíes estuvieron ciegas durante varias horas, reaccionaron muy rápidamente y rápidamente comenzaron a controlar la situación. Pero igualmente fue demasiado tarde.
En los últimos años, el ejército israelí ha intentado repetidamente observar de cerca las tácticas de los grupos armados-terroristas y reaccionar ante ellas. El resultado es, entre otras cosas, el sistema de defensa antimisiles ‘Cúpula de Hierro’. Pero, a priori, podemos observar, como sucede en Ucrania, que si suceden muchas cosas al mismo tiempo, si saturan el espacio aéreo, los sistemas de seguridad podrían llegar a sus límites.
La pregunta que todo el mundo se hace actualmente, ¿Cómo es que las Fuerzas de Defensa de Israel, uno de los ejércitos más modernos del mundo, fueron tomadas tan por sorpresa? Para esto hay varias explicaciones posibles. Por un lado, es posible que el ejército israelí haya sido tomado completamente por sorpresa porque no leyó correctamente las señales. Pero también es concebible que se reconocieran las señales, pero también debemos considerar que los más de 30 avances de Hamás crearon un efecto dominó que no pudo captarse tan rápidamente. El ejército israelí está actualmente ocupado luchando contra esta situación planteada. Pero seguramente habrá mucho en lo que trabajar más adelante.
Como es sabido, el ejército israelí tiene un concepto de seguridad muy sofisticado. Pero en los últimos años ha puesto el énfasis en el norte de Israel y Cisjordania. Al parecer se suponía que la Franja de Gaza estaba bajo control.
Es interesante destacar que los avances de Hamas no sólo se produjeron en la superficie terrestre, sino también a través del mar, aire y con un de sistemas de túneles. Esto también ha llevado a Hamás a poder penetrar muy profundamente en Israel.
De acuerdo a nuestros análisis esta ya es la guerra más costosa para Israel desde la Guerra de Yom Kippur en 1973.
El primer y más importante objetivo que Hamas ha logrado a priori es desacreditar o dañar el aura de invencibilidad del ejército israelí. Los combatientes de Hamás no sólo lograron romper la seguridad, sino que también capturaron tanques israelíes, incluido el famoso tanque Merkava. Lo peor de todos estos acontecimientos es que ahora hay más de 1.300 israelíes muertos y hay que suponer que más de 150 personas, entre ellas muchas mujeres y niños, han sido tomadas como rehenes, lo que también es un desastre desde el punto de vista militar porque hace que la situación sea extremadamente complicada. Al mismo tiempo, creemos desde una mirada operativa: Hamas tiene pocas posibilidades de implementar de forma sostenible su éxito, o de explotarlo adecuadamente. Pero ha logrado su objetivo de poner en duda la superioridad del ejército israelí, al menos a los ojos de sus simpatizantes.
En este conflicto es de esperar una escalada, porque el intento de los israelíes de liberar a los rehenes y luchar contra Hamás conducirá a un uso masivo de medios militares.
Volviendo a la guerra rusa contra Ucrania, podemos ver un fracaso de la ofensiva ucraniana. También hay señales de un aumento de la guerra con misiles: Esto sugiere que este invierno podría ser particularmente duro, como ya adelantamos en La Prensa.
Los rusos ya están empezando a realizar una segunda campaña aérea estratégica contra Ucrania. En los últimos días hemos visto un número significativo de drones Shaheed, poco más de 500 hasta ahora, en una escala no vista en los últimos meses. Ya se están produciendo cada vez más ataques con misiles contra la infraestructura técnica crítica ucraniana. Sobre todo porque los rusos logran eliminar las defensas aéreas ucranianas. Sólo el fin de semana los rusos destruyeron de manera comprobable un sistema ucraniano S-300.
Concluimos que la guerra en Israel, en ciertos aspectos les está descomprimiendo ciertos aspectos a las fuerzas rusas.
Porque, si Israel toma medidas masivas contra Hamas ahora, los arsenales israelíes se verán bajo presión dentro de unos días. Y entonces Israel necesitará suministros de los Estados Unidos, como ocurrió también en los últimos enfrentamientos armados entre Hamas e Israel. Luego, aviones de transporte muy cargados desde Estados Unidos volarán a Israel y llevarán suministros. Pero las municiones que van a Israel no pueden enviarse a Ucrania. Este es un factor que puede llevar a los rusos a creer que las cosas les van bien en este momento.
De la guerra en Ucrania a la crisis en Israel. Los ojos del mundo y de los medios de comunicación se están desplazando de Europa del Este a Oriente Medio. La inesperada acción de Hamas, con el consiguiente riesgo de una guerra cada vez más inminente en la Franja de Gaza, podría estar destinada a influir en el campo de batalla ucraniano, tanto para Kiev como para Moscú.

MANTENTE AL DÍA

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito.

¿Aún no tienes una cuenta? Comience con una prueba gratuita de 12 días