Reedición 2020 sin marcas de agua , sin músicalizar , mejor sonido e imagen , nuevo subtitulado. “..Perspectiva británica de la Batalla Más Sangrienta de la Guerra de Malvinas , con Testimonios de Argentinos y Combatientes con Heridas de Guerra del Batallón 3 de Paracaidistas . Extractos de films , fotos , notas de la contienda bélica . La Batalla de Monte Longdon fue un combatw que tuvo lugar durante la Guerra de Malvinas entre las fuerzas británicas y argentinas. Aconteció los días 11-12 de junio de 1982 y se saldó con la victoria de las tropas británicas y la ocupación de una posición clave en torno a la guarnición argentina de Puerto Argentino. La batalla y el fuego inmediato de cobertura argentina que siguió duró doce horas y había sido costosa para ambas partes. El 3 PARA perdió 23 hombres durante la batalla, un Ingeniero Real unido al 3 PARA, también fue muerto. Dos de los 3 PARA muertos – los soldados rasos Ian Scrivens y Jason Burt – sólo tenían diecisiete años, y el soldado raso Neil Grose fue muerto en su cumpleaños de 18 años. Un total de setenta paracaidistas británicos resultaron heridos durante la batalla. Otros cuatro Paras y un REME murieron y siete paracaidistas resultaron heridos en el bombardeo de dos días que siguieron que fuera dirigido por el Teniente de Navio Marcelo de Marco del Batallón de Infantería de Marina Nº 5 en la montaña de Tumbledown. Los argentinos sufrieron 31 muertos y 120 heridos, con cincuenta también siendo tomados prisioneros. En dicha batalla los prisioneros argentinos fueron maltratados violándose la Convención de Ginebra . Tampoco se hizo nada por la conservación de cuerpos y sus identidades dificultando su entierro cristiano . El Cabo Vicent Bramley estaba patrullando la mitad occidental del Monte Longdon, cuando se le confrontó con todo el horror del combate nocturno. El suboficial del 3 PARA y empeñoso escritor tropezó con los cuerpos de cinco paracaidistas muertos por el pelotón adelantado argentino. “Unas cuentas balas zumbaban por encima y se estrellaron contra las rocas. Un cabo gritó que Tumbledown estaba disparando contra nosotros. Corrimos hacia un un espacio bastante apretado en el camino y todos llegamos a un abrupto fin, ya que era un callejón sin salida. Cuatro o cinco cuerpos yacían tendidos allí, juntos. Esta vez eran nuestros propios hombres: el camuflado Para guardapolvos golpeó mis ojos de inmediato. El CSM [Sargento Encargado de la Compañía] Weekes estaba de pie sobre ellos como un guardian, gritando a algunos de sus hombres para cubrir el otro extremo de la ruta de acceso y una pequeña cresta. El CSM y el Sargento P [Pettinger] intercambiaron palabras rápidas. Yo no les escuchaba, mi mente estaba ocupada totalmente con mirar a los riscos para el enemigo. Me di vuelta y mire a nuestros propios muchachos, muertos en el suelo, abatidos cuando intentaban correr a través de esta brecha. Sentí la ira y la tristeza. El rostro del CSM mostró la tensión de haber visto la mayor parte de su compañía ya sea herido o muerto a tiros. La lucha de esa noche fue escrito en todas las líneas de su rostro. ” Los británicos a pesar de ser superiores en número y apoyo de fuego coordinado , nunca se imaginaron que una fuerza de jóvenes “disfrazados de soldados” pudieran resistir tanto ante un ejército profesional bien equipado . La batalla dejó un legado de honor y prestigio en la historia del ejército argentino que hoy en día los estrategas del mundo utilizan como ejemplo de capacidad , templanza , coraje y valor que un verdadero soldado necesita en momentos así …”

MANTENTE AL DÍA

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito.

¿Aún no tienes una cuenta? Comience con una prueba gratuita de 12 días